Florbela




«¡Ser poeta es ser más alto, es ser mayor
De lo que son los hombres! ¡Morder como quien besa!
¡Es ser mendigo y dar como quien es
Rey del Reino de Más Acá y Más allá del Dolor!

¡Es tener de mil deseos el esplendor
Y no saber siquiera qué se desea!
¡Es tener aquí dentro un astro que flamea,
Y tener garras y alas de cóndor!

¡Es tener hambre, es tener sed de Infinito!
Por yelmo, las mañanas de oro y de satén...
¡Es condensar el mundo en un solo grito!

Y es amarte, así, perdidamente...
Es que seas alma y sangre y vida en mí
¡Y decirlo cantando a todo el mundo!
»

 Poema "Ser poeta", de la autora portuguesa Florbela Espanca.


Dedicado en el día de su aniversario a mi amada esposa, mujer poeta sensible y encantadora, cuyas cálidas manos y miradas y palabras me sumergen día tras día en un océano, que es enemigo del futuro y de la muerte, que es ajeno a fronteras y reyes, que está formado gota a gota por hidrógeno, oxígeno y amor.


Imagen de la película "Paterson" (2016), escrita y dirigida por el estadounidense Jim Jarmusch.

Canción "Ao longe o Mar" (1995), del grupo portugués Madredeus.


Teresa



«Soy Teresa Wilms Montt
y aunque nací cien años antes que tú,
mi vida no fue tan distinta a la tuya.
Yo también tuve el privilegio de ser mujer.
Es difícil ser mujer en este mundo.
Tú lo sabes mejor que nadie.
Viví intensamente cada respiro y cada instante de mi vida.
Destilé mujer.
Trataron de reprimirme, pero no pudieron conmigo.
Cuando me dieron la espalda, yo di la cara.
Cuando me dejaron sola, di compañía.
Cuando quisieron matarme, di vida.
Cuando quisieron encerrarme, busqué libertad.
Cuando me amaban sin amor, yo di más amor.
Cuando trataron de callarme, grité.
Cuando me golpearon, contesté.
Fui crucificada, muerta y sepultada,
por mi familia y la sociedad.
Nací cien años antes que tú
sin embargo te veo igual a mí.
Soy Teresa Wilms Montt,
y no soy apta para señoritas.
»

 Poema "Autodefinición",  de la autora chilena Teresa Wilms Montt.


Dedicado en el día de su aniversario a mi amada esposa, mujer poeta activista y comprometida, en cuya mente se amplifican los ideales humanistas y en cuyo corazón se refugian las almas de sus hermanas del ayer, inolvidables madres e hijas de un mundo mejor, la tierra del amor.


Pintura "The Force is in the Hands of the Woman" (2016), de la artista libanesa Zena Assi.

Pieza musical "Quasi Improvisata" (2000), del compositor nacido en Estonia Lepo Sumera.



Anne



«Una mujer que escribe siente demasiado,
esos trances y presagios,
como si los ciclos y los niños y las islas no fueran suficientes,
como si los dolientes y los chismes y las verduras nunca fueran suficientes.
Ella piensa que puede advertir a las estrellas.
Un escritor es, esencialmente, un espía.
Amor mío, yo soy esa chica.»

Fragmento del poema "El arte negro", de la autora estadounidense Anne Sexton.


 Dedicado en el día de su aniversario a mi amada esposa, mujer poeta creativa y asombrosa, de cuya pluma fluye tinta capaz de erigir templos de arte y cultura, descubrir bibliotecas de deseos, restaurar pergaminos de anhelos y desafiar a sus lectores a desentrañar y vivir el único lenguaje sagrado e inevitable: el idioma del amor.


Imagen de Anne Sexton.

Canción "Merci Street,
for Anne Sexton" (1986), del compositor y cantante inglés Peter Gabriel.


Place Maurice-Chevalier




«Y con las sienes restallantes
de imbécil soberbia
tomamos de la cintura a la vida
y pateamos de soslayo a la muerte.

Pues esto es lo que hacemos.
Nos anticipamos de sonrisa en sonrisa
hasta la última esperanza.»


Fragmento del poema "Mucho más allá" (1958), de la poeta argentina  Alejandra Pizarnik.

Dedicado en el día de su aniversario a mi gran sueño, la Niña del Mar, mi amada pareja durante toda una década e ideal cómplice de amor en la diminuta eternidad que nos aguarda...


Imagen de una obra del artista urbano Fred Le Chevalier en la ciudad de París, Francia.

Pieza musical "A Pile Of Dust" (2016), del compositor islandés Jóhann Jóhannsson.




L'Arbre du Ténéré




«Un cobarde es incapaz de mostrar amor; hacerlo está reservado para los valientes.»
Mohandas Karamchand Gandhi


Dedicado en el día de su aniversario a mi querida esposa y a todas las muestras de amor valientes, como las de esta humilde bitácora que alcanzará estos días los diez años de edad.

Fotografía de "El Árbol del Teneré" (L'Arbre du Ténéré), punto de referencia durante décadas para las tribus nómadas del desierto, único en cuatrocientos kilómetros a la redonda hasta su muerte en 1973, derribado por un conductor de camión.

Pieza musical "Bécs" (2014), del artista austriaco Christian Fennesz.




Flauta y Koto




«Yo no sé amarte.
Me es imposible, como en las obras románticas,
languidecer hasta morir ante tu ausencia
o abrir los cauces de mi sangre si me dejas.
No soy capaz de adorar tu forma perfecta,
pues descreo de ídolos y tú eres humano,
tan mortal y tan falible como los demás.
Ni puedo entregarme a una pasión fugaz,
que deja a su paso cenizas y escombros,
y alumbra el cinismo de los sueños rotos.
Tampoco percibo cada vez que me tocas
la dicha infinita de un final de película.
Y junto a ti ni suspiro ni tiemblo:
duermo, paseo, como, leo... Sigo siendo.
Mil cosas distintas ocupan mi mente y tiempo.
Perdóname. Cuánto, ¡cuánto lo siento!

Yo sólo sé quererte.
Corear con mi risa una de tus ocurrencias,
si con ternura bromeas sobre mis carencias.
Hablar durante horas en nuestro bar favorito
del último gran libro que hemos leído.
Entrelazar nuestros dedos cuando viene el frío,
para calentar  con las mías tus manos heladas.
Dejarte durmiendo los sábados por la mañana,
saliendo a hurtadillas a buscar el desayuno.
Ir a correr al parque que hay cerca de casa,
tú rezagándote para acompasar mi ritmo.
Comprar en el súper y adecentar el piso,
mientras opinamos qué mal va el mundo.
Viajar a ciudades de todo el planeta,
mezclarnos entre sus gentes y sus calles.
Pedirte consejo cuando estoy preocupada.
Abrazarnos bajo las sábanas, desnudos.
Discutir, enfadarnos y luego hacer las paces.
Acabarnos mutuamente las frases.
Estar juntos… y en silencio.
Sonreír… y leernos el pensamiento.

Yo no sé amarte.
“Amar” es una entrada del diccionario,
una ficción:
un concepto quimérico del amor.
No existen las Penélopes, las Isoldas o las Julietas.
Pero existen las mujeres de verdad:
existo yo.
Y yo, sólo sé quererte.
Y también sé
que
esto
es suficiente.
Porque es sincero, real.
Eres mi panacea para ser feliz.
Dime, pues: ¿qué más puedo pedir?»


Poema "Yo no sé amarte" (abril 2016), de la Niña del Mar, dedicado a su esposo en el día de su aniversario.

Nana tradicional japonesa de la región de Chugoku interpretada con flauta y koto.

Pintura "Beyond The Window" de Nino Pkhaladze.



  Licencia de Creative Commons